2012
Directores: Juan Carlos Maneglia, Tana Shembori.
Guión: Celso Franco, Lali González, Nico García, Paletita, Manu Portillo, Mario Toñanez.

¿Por qué? Me hablaron de ella como la primera película del cine paraguayo.  Debe ser cierto, en todas mis horas de cine no recuerdo haber visto nunca una producción de este país.  Pero, sobre todo, me dijeron que tenía “algo”, a saber, que los actores estaban en estado de gracia.

¿De qué?  Estamos entre las gentes del Mercado 4 de Asunción.  Víctor es un adolescente que se pasa el día buscando clientes para su negocio de carretillero y sueña con comprar un teléfono móvil con cámara de vídeo.  Esta mañana le pagarán 100 dólares si esconde durante unas horas 7 cajas con la mercancía de unos pequeños delincuentes.

¿Merece la pena? Es más divertida que muchas de las producciones americanas que se van a estrenar este verano.  El guión juega con una historia esquemática pero bien dosificada.  Y, sobre todo, con un mundo de personajes característicos que entran y salen en ella con sus propias obsesiones y pequeñas manías dando lugar a situaciones inesperadas y cómicas.  Los personajes principales, efectivamente, tienen mucha culpa del interés de la película.  Adolescentes sin carisma pero entrañables, que se mueven en un mundo de adultos bastante más corrompidos.  El final es algo abrupto.  Nos deja una película que, aunque transcurre en los bajos fondos no tiene un mensaje social.  Es una comedia con persecuciones que nos gana por su simpatía y sentido del humor.


7 cajas, de Juan Carlos Maneglia, Tana Schémbori

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *