cartel El Mundo es Nuestro

 2012
Guión y dirección: Alfonso Sánchez.
Actores: Alfonso Sánchez, Alberto López, Olga Martínez, Daniel Morilla, Antonia Gómez, José Rodríguez, Estrella Corrientes, Miguel Ángel Sutilo, Pepa Díaz-Meco, María Cabrera Vasco, María Teresa Sandoval, Pepe Quero, Antonio Dechent.

¿Por qué? Porque soy español y Sevilla es una gran ciudad española.  Tengo familia y amigos allí que no son aficionados al cine y me la recomendaron.  Sevilla es una ciudad peculiar, desenfadada y con un sentido de la parodia representado por los dos protagonistas de esta historia, el Cabeza y el Culebra.  Tiene, por tanto, un interés que no es puramente cinematográfico.

¿De qué? El Cabeza y el Culebra son dos macarras inventados para una serie en internet que comentan la actualidad del país desde el punto de vista de los peatones.  En esta ocasión se embarcan en un atraco a una sucursal bancaria que se complica cuando aparece la policía y un empresario suicida con un cinturón de explosivos.  La mayor parte de la película es, por tanto, un secuestro absurdo bajo el asedio de la policía.  Algo muy parecido a la magnífica Dog Day Afternoon, pero mucho más humorístico.

¿Merece la pena? La película empieza muy bien con unos diálogos chispeantes y un desarrollo bien explicado.  Me recuerda incluso a Arsenic and Old Lace.  Sin embargo, se va desinflando poco a poco por lo que todas las películas humorísticas contemporáneas.  Se ha intentado decir de varias maneras pero uno de los elementos esenciales de la comedia es la sorpresa y no puede haberla cuando un director muestra sus cartas desde el primer momento.  Algunos dirían que en los primeros 20 minutos no debe haber chistes, otros que, para sorprender, es necesario hacer creer en algún momento que la historia va en serio. Sea como fuere, la película está bien hecha pero se va desinflando a medida que avanza cuando el desarrollo de la trama se hace demasiado evidente.  Hay que reconocerle a Alfonso Sánchez que tiene mejor sentido del ritmo que otros autores mucho más experimentados y que sabe dirigir a sus actores, o sabe elegirlos.   Todavía recuerdo Don Mendo Rock, la venganza una película andaluza con mucho más pedigrí en el reparto y, sin embargo, mucho peor dirigida.  Por último, no dejaré de mencionar el nombre del director y primer actor de la película, Alfonso Sánchez.  Los jóvenes no sabrán esto pero hubo un Alfonso Sánchez que presentaba el cine en la televisión de los años 60 y 70.  Era amable, culto, gangoso… un personaje conocidísimo al que todos los humoristas imitaban.   Con un nombre así, este nuevo Alfonso Sánchez no necesitaba tarjetas para entrar en el mundo del cine.


Sitio oficial.
El mundo es nuestro, en Filmaffinity.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *