2012
Guión y dirección: Daniel Auteuil, según la novela de Marcel Pagnol.

 Actores: Daniel Auteuil, Astrid Bergès-Frisbey, Nicolas Duvauchelle, Kad Merad, Sabine Azéma.

¿Por qué? El: cine francés tiene dos grandes peliculas clásicas dirigidas por el productor Claude Berri: Jean de Florette y Manon des sources (El manantial de las colinas y La venganza de Manon, en español).  Ambas basadas en sendas novelas del escritor costumbrista Marcel Pagnol.  La fille du puisatier es una reiteración de este mundo.  Uno de los actores que más se destacó en aquellas, Daniel Auteuil, retoma otra novela de Pagnol para esta película.  Es, por tanto, una película poco arriesgada.

¿De qué? Patricia es la hija favorita de un pocero.  Es hermosa y tiene el encanto de haberse criado en la capital.  Por no dejar de verla su padre planea casarla con, Felipe, otro compañero del mismo oficio.  Pero ella se enamora de Jacques Mazel, el hijo de un hombre rico del pueblo.  Lo que pasa a continuación es un típico melodrama,  ella queda embarazada tras un solo encuentro sexual y él tiene que partir a la guerra.  El intenta mantener la comunicación pero su  protectora madre lo impide y ella se cree despreciada.  Luego el desaparece en combate y todos le dan por muerto.  Lo interesante no es la trama convencional sino el magnífco retrato de actitudes y personajes.

¿Merece la pena? Como dije, es una película poco arriesgada con una trama de melodrama convencional muy previsible.  Sin embargo, está hecha con un gran mimo y sentido de la belleza.  El ritmo es pausado, pero no lento.  Recorre tranquilamente los paisajes de la Provenza francesa y retrata con detenimiento a sus personajes.  Este es el mayor atractivo de la película, la dignidad del pocero, Pascal Amoretti, que intenta salvar su incómoda situación sin ignorar su condición social.  Y de su hija, que intenta llevar con dignidad la enfermedad del Amor.  El Amor, con mayúsculas, porque es el personaje más marcadamente romántico de la película.  Algún crítico la ha comparado con la modestas ilustraciones literarias que se hacen para la televisión pública.  Es una buena comparación. Auteuil mima el diálogo y el trabajo de los actores.  Me recuerda a Mis tardes con Margueritte, otra película reciente para el público francés: actores simpáticos y amor por la literatura.  Carece de la grandeza intemporal de sus predecesoras pero está bien hecha y tiene un final feliz que consigue emocionar. Naturalmente, si le gusta esta película, busque a continuación Jean de Florette y Manon des Sources.  No se arrepentirá.


Sitio oficial.
Críticas en Rottentomatoes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *