cartel-La-vie-dadelle

2013
Director: Abdellatif Kechiche.
Guión: Kechiche, Ghalya Lacroix, según un tebeo de Julie Maroh.
Actores: Adéle Exarchopoulos, Léa Seydoux, Alma Jodorowsky, Salim Kechiouche, Aurelien Recoing, Sandor Funtek.

¿Por qué? Ha ganado la Palma de Oro en el Festival de Cannes de 2013 y la crítica dice que es un modelo de drama “moderno”.  No sabía que el Siglo XXI tenía su propio estilo dramático.  Este Abdellatif Kechiche hizo anteriormente otra película interesante: La graine et le mulet.
Por cierto, entre otros alicientes La graine et le mulet hay una escena  en que la actriz Hafsia Herzi entretiene la espera de unos comensales con una típica danza oriental.  Siempre había oído hablar de la sensualidad de este tipo de baile  pero no la había visto con mis propios ojos.  Hipnótica.

¿De qué? Adéle es una chica normal que estudia literatura en un instituto francés.  En las clases hablan de poesía y en los patios de sexo y chicos.  Hay uno entre ellos que la invita a salir y se muestra interesado por intimar.  Pero una noche conoce a una chica de pelo azul en un bar de lesbianas, y es alrededor de esta chica por donde giran sus fantasías sentimentales.

¿Merece la pena?  Autenticidad es la palabra, y también intimidad. El cine francés recupera -de la mano de un tunecino- la búsqueda de autenticidad que le hizo famoso en los gloriosos tiempos de la nouvelle vague.  Hay en la red algunas anécdotas sobre los extremos a los que llegó Kechiche para conseguir esta veracidad: ausencia de maquillaje, la cámara seguía a la actriz más allá de las horas de trabajo mientras dormía o viajaba en metro (de hecho, fué necesario llamar al personaje con el mismo nombre que la actriz para poder usar estas tomas), llevó a las actrices a extremos de tensión, etc… Ha habido también cierto escándalo alrededor del rodaje, lo que es raro en estos tiempos en que los provocadores ya lo han intentado todo.
Con el tiempo todas estas circunstancias serán olvidadas y quedará solo la soberbia pelicula que resultó de todo aquello.  Durante la primera hora la cámara sigue a la protagonista en un casi constante primer plano.  Nos sentimos completamente conectados con ella, podemos sentir claramente hacia donde se dirigen sus pensamientos y sus deseos.  Debido al tebeo en que está inspirado en argumento se distinguen claramente un primer y un segundo capítulo en la historia pero la misma búsqueda de la intimidad.  El personaje de Exarchopoulos es más normal y el de Lea Seydoux fuerte y carismático.  No sabemos el trabajo que hay detrás de sus personajes pero ambos son inolvidables. Como dijera Ang Lee al hacer su famosa Brokeback Mountain la homosexualidad no tiene tanta importancia en el asunto, se trata, simplemente, de una historia de amor.

PortData1: Y ya que hablo de Ang Lee tengo una pequeña reflexión sobre los cadáveres sobre los que se sustentan las películas que admiramos.
Ang Lee se llevó la gloria por su película Life of Pi pocos días después de que quebrara la empresa que le hizo sus magníficos efectos visuales, Rithm and Hues.  Los trabajadores acusaron a los productores estadounidenses (la Fox, en este caso) de causar indirectamente su quiebra.  También les ofendió que Ang Lee se olvidara de ellos al recibir su óscar.
Abdellatif Kechiche también se ha ganado numerosos enemigos por pagar 2 meses de trabajo a sus técnicos por un rodaje que se prolongó durante 5.
Tanto Life of Pi como La vie d’Adèle son obras maestras ¿Qué les parece?
PostData2: Si le interesa la homosexualidad femenina o el cine que se ha hecho sobre ella vea Lianna.  Una olvidada película de John Sayles.

 
Sitio oficial.
Críticas en Rottentomatoes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *