cartel-The-Artist

2011
Guión y dirección: Michel Hazanavicius.
Actores: Jean Dujardin, Bérénice Bejo, John Goodman, James Comwell, Penelope Anne Miller.


¿Por qué hablo de ella? No hablo de ella por ninguna de las buenas razones.  No porque me gustara mucho, ni porque haya triunfado en ningún festival.  Lo cierto es que tenía que proponer una película a dos espectadores convencionales, esto es, que no querían leer subtítulos.  Estaban más dispuestos a aceptar una película muda que una buena película en inglés como, por ejemplo, la excelente Flight.

¿De qué? Es la historia de la readaptación de Georges Valentín.  Un galán optimista del cine mudo que, ante la llegada del cine sonoro, apuesta en contra de esta innovación que no cree necesaria.  Se equivoca, su matrimonio, su carrera y su economía personal se hunden en pocos meses.  La joven Peppy Miller, por el contrario, aparece en Hollywood en el momento oportuno.

¿Merece la pena? Desde luego que sí.  Más allá de la ocurrencia de hacer una película muda y en blanco y negro a estas alturas del siglo XXI, es una buena película que no solo hace una imitación excelente de las actitudes y esquemas del cine mudo sino que demuestra ingenio e imaginación para encontrar ideas nuevas en un estilo que la mayoría de los cineastas del mundo, obviamente, consideran agotado.  Lleva a la práctica la teoría expuesta por Karel Reisz en su famoso libro Teoría del montaje cinematográfico.  Reisz decía que al aparecer el sonoro los cineastas habían caído en la tentación de explicar sus historias abusando del diálogo y abandonando los recursos del montaje, la asociación de imágenes e ideas.  Recursos que -en su opinión- eran más eficaces y meritorios.  Hazanavicius consigue despertar nuestras emociones: la nostalgia, la simpatía, el miedo, el deseo, de un modo mucho más eficaz que la mayoría de las películas que llenan los multicines, con mucho más talento y menos medios.  Para los aficionados al cine tiene además el encanto de ser un homenaje al cine clásico de Hollywood.  No me entiendan mal, L’Artiste no solo es un ejercicio de demostración técnica.  Es una buena película en sí misma.
Post data: L’artiste se ha consagrado mundialmente al obtener el Oscar a la mejor película de 2011. Es un premio merecido, si bien, hay en el un cierto autohomenaje de la Academia de Hollywood a sí misma.  Si L’artiste se hubiera inspirado en el cine clásico francés otro gallo hubiera cantado.

Sitio oficial.

L’Artiste, de Michel Hazanavicius.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *