cartel-Sugar-man

2012
Director: Malik Benjelloul.
Personas: Sixto Rodriguez, Stephen ‘Sugar’ Segerman, Dennis Coffey.

¿Por qué? Me he resistido  a ver esta película pensando que trataba un tema local de los EE.UU. pero le han dado un óscar al mejor documental y he decido echarle una ojeada.

¿De qué? Existe un músico, un gran músico, un genio a quien nadie conoce.  Se llamaba Rodríguez y sacó dos discos a finales de los años 60 que no tuvieron éxito y cayeron en el olvido.  Sin embargo, aquel gran tesoro artístico estaba allí, escondido, esperando que alguien lo desenterrara, lo sacara a la luz.  Fueron dos periodístas sudafricanos quienes iniciaron la búsqueda de su autor.

¿Merece la pena? Uno de mis documentales favoritos se llama The Realms of the unreal.  Trata de un novelista miserable que en un piso de Boston elaboró una compleja obra novelística y gráfica que escribió para sí mismo.  Esta obra fue descubierta por sus vecinos y caseros al morir él.  Searching for Sugar Man tiene una premisa similar.  Hay un artista de un talento obvio para quienes trabajan con él  que no tiene éxito y abandona.  Sus dos discos, sin embargo, aparecen en Suráfrica en los años 70 y se convierten en uno de los símbolos de la lucha contra el Apartheid.  Un misterio apasionante para los que amamos el arte.  ¿Triunfan realmente los mejores? Si algunos de los grandes escritores fueron rechazados por los editores -muchas veces, precisamente, por la osadía de sus propuestas- ¿Qué nos dice que no hay otras obras maestras escondidas en alguna parte, en algún cajón?  La historia es rara y muy interesante, y está narrada con gran habilidad por este desconocido sueco de nombre oriental.
En otros artículos he hablado sobre la relación entre el cine y la realidad. ¿Al dar imagen a una historia, acaban las películas sustituyendo a la historia? ¿Qué necesidad hay de inventar historias cuando la realidad ya es lo suficientemente rica? ¿Acaso cuando nos interesamos por una película histórica no terminamos preguntándonos que hay de cierto en lo que nos han contado? ¿Acaso, en última instancia, no terminamos buscando el libro de historia más que la novela histórica? ¿El documental que está tras la película dramatizada?  En el caso del documental, hay historias tan apasionantes como las inventadas para las películas pero son ciertas.  Se está haciendo muy buen cine documental aunque aún no se le presta la suficiente atención.  El público mayoritario muestra muy poco interés por estas joyas cinematográficas que se han hecho en los últimos años: Man of Wire, The Imposter, Realms of the Unreal, etc…


Críticas en Rottentomatoes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *