cartel-Tims-Vermeer

2013
Director: Teller.
Guión: Teller y Penn Jillette
Actores: Tim Jennison, Penn Jillette, Martin Mull, David Hockney.

¿Por qué hablo de ella? Johanes Vermeer de Delft es uno de los pintores favoritos del siglo XVII. Más allá de su técnica o su estilo sus escenas de la vida cotidiana están llenos de encanto y belleza. Sus personajes no son reyes ni príncipes sino mujeres y hombres sorprendidos en su soledad. Personas amables a las que uno quiere conocer. Su “Joven de la perla” se ha comparado muchas veces con la famosa “Mona Lisa“, de Leonardo da Vinci. Personalmente, prefiero a la de Vermeer.

¿De qué? Tim Jenison es un inventor de Texas con una posición económica desahogada que le permite cultivar libremente sus aficiones. Los europeos no esperamos de los americanos que se interesen por nuestra cultura clásica pero este Jenison ha ido a interesarse por la pintura del viejo Vermeer y le parece demasiado buena. Tan buena, que cree que ha usado un curioso sistema de espejos para poder alcanzar ese grado de precisión en el dibujo. Es decir, que Vermeer habría empleado una técnica, un truco, una trampa…

¿Merece la pena? Merece mucho más la pena si a uno le gusta la pintura clásica porque nos hace pensar sobre el verdadero valor de las obras artísticas. Las obras de Vermeer están allí, siguen siendo tan bellas como antes pero serían el fruto de unas habilidades técnicas en vez de ‘artísticas’, lo que nos hace preguntarnos cual es el verdadero significado de esta cualidad que a las cosas atribuímos ¿Qué es ‘lo artístico’?¿Por qué lo valoramos tanto ? ¿Por la dificultad que representa? ¿Por la mirada del artista? ¿Por la innovación?
¿Una película menor? tal vez. Pero muy interesante para quienes amamos la pintura de Vermeer. Y necesaria para quienes no la conozcan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *