cartel Tu seras mon fils

2013
Dirección: Gilles Legrand.
Guión: Gilles Legrand, Delphine de Vigan y la colaboración de Laure Gasparotto.
Actores: Niels Arestrup, Lorànt Deutsch, Patrick Chesnais, Nicholas Bridet, Anne Marivin.

¿Por qué hablar de ella? Al igual que un perfume de la Costa Azul en que se concentran las esencias de varias plantas Tu seras mon fils parece concentrar algunas de las esencias más apreciadas de lo francés. Los actores Niels Arestrup y Laurent Deutsch en una saga familiar de viñas y bodegas. Como Falcon Crest pero con la pátina de elegancia que tiene todo lo francés.

Arestrup es un actor de larga trayectoria que está encontrando ahora su consagración, probablemente como consecuencia de su trabajo en la deslumbrante Un Prophete (y también por Diplomatie). Deutsch fue en su momento uno de los cómicos más taquilleros del cine francés pero se ha cansado de payasadas y anda por los teatros interpretando a personajes del siglo XVIII.

¿De qué? Un viñedo, un “domaine” presentado como si fuera un reino…. una prestigiosa bodega familiar regentada con severidad por el veterano Paul de Marseul. Este Rey va a perder a su primer ministro, el único capataz en quien confía.  El empleado enferma gravemente, y se hace necesario elegir un sucesor. El problema es que el heredero natural de Marseul, su hijo Martin, tiene un carácter muy diferente al de su padre y este no puede ocultar su antipatía por él.

¿Merece la pena? En el corazón de la película The Sound of Music (Sonrisas y lágrimas, para que nos entendamos) hay una escena en que el Coronel Von Trapp entona junto a sus hijos una bella canción tradicional. Es una escena muy emotiva porque con ella Von Trapp da fin a un periodo de duelo por su anterior esposa y se muestra de nuevo afectuoso hacia sus hijos. Según el guionisa Ernest Lehman esta podría ser una de las razones del fabuloso éxito de la película en los años 60, todos tenemos -sobre todo en la infancia- un deseo subconsciente de estar más cerca de nuestros padres. De este deseo nos hablaTu seras mon fils. Pero nos habla desde su extremo opuesto, desde el estupor que produce descubrir, bajo las capas de la educación y la hipocresía, el desprecio del propio progenitor.
(Olivia de Havilland también representó esta tragedia humana en La Heredera -The Heiress-, un potente drama dirigido por William Wyler en 1949)
En Tu seras mon fils Legrand inventa a un bodeguero que desprecia a su propio hijo para preferir a un recién llegado. Un melodrama masculino con un hermoso fondo de viñedos verdes, rojos y amarillos. Un paraíso de belleza para una historia de insidias familiares con un toque de suspense. No es raro que haya pasado desapercibida y ni siquiera se haya estrenado en nuestro país. Tal vez algo triste y no completamente original, pero con personajes a los que no podemos dejar de entender. A algún espectador ha de parecerle poca cosa y, sin embargo, es una cosa pequeña hecha cariño y materias de primera calidad, como el buen vino.

Curiosamente, el director Gilles Legrand ha explicado que la película que le inspiró es Into de Wild, de Sean Penn. Aunque aparentemente tienen poco que ver en aquella Hal Hoolbrok interpreta a un anciano que toma simpatía al protagonista, y le invita a quedarse con él en una especie de adopción tardía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *